Las referencias son importantísimas a la hora de conseguir un nuevo trabajo, sobre todo si esto se hace a través de Head Hunters, pues ellos son particularmente recelosos a la hora de verificar antecedentes.

Por lo mismo, conviene hacer algunas recomendaciones que le ayudarán a hacer esta tarea adecuadamente:

  1. Las referencias pueden ser jefes o supra jefes anteriores (no necesariamente del último trabajo), pero también pueden ser pares, subalternos, clientes internos, clientes externos e incluso proveedores, es decir, personas del ámbito laboral que puedan con propiedad hablar de usted.
  2. Trabaje a sus referencias personalmente, reúnase con cada una y obtenga el compromiso de lo que dirán, mirándolo a los ojos. Pregunte los aspectos que valora y lo que mejoraría de usted, póngase de acuerdo y recuérdele aspectos olvidados. Escriba lo que definieron y verifique que este documento lo tenga a mano en caso de que lo llamen.
  3. Acuerde el modo en que su referencia quiere que lo contacten (teléfono, mail u otro) y no olvide avisarle cada vez que lo mencione.
  4. Si cree que su jefe anterior dará malas referencias suyas, intente un acuerdo. Si no confía o no puede, es mejor advertir que la relación no es buena y que usted supone que dará una mala opinión. Si hay temas concretos que lo puedan perjudicar, es mejor anticiparse.
  5. Cuando un Head Hunter u otra persona verifica referencias, le preocupa saber temas como los siguientes: fortalezas, debilidades, trabajo en equipo, autonomía, relaciones humanas y razones de la salida de su último trabajo. Además, a veces usan a las referencias para verificar aspectos personales que han detectado a través de test o entrevistas psicológicas.
  6. Se puede distinguir distintos tipos de referencias, algunas las podemos incluir en cartas de postulación, sin embargo a otras, por privacidad y respeto, es usual que las entreguemos sólo a propósito de una entrevista concreta. En este caso, sugiero que si puede, ofrezca mandarlas al día siguiente de modo de anticiparse a los llamados y hacer el recordatorio correspondiente a cada uno de los que utilizará.
  7. Trabaje con 6 o más referencias y escójalas cada vez, según el trabajo específico para el cual se las están solicitando.

Recuerdo una ocasión, en que un cliente, al bajar de la oficina del head hunter (no habían pasado más de 10 min.) y llamar a la referencia a la que había recomendado, éste le comentó: «llegaste tarde…ya me llamó»

A pesar de todas las recomendaciones anteriores no olvide que aquí cada uno hace su tarea y por lo tanto el Head Hunter o la persona de Recursos Humanos también usarán sus redes para verificar su pasado, y aunque eso puede no gustarle…son las reglas del juego.

No olvide que usted elige a sus referencias para cada ocasión.

Share This