Al hablar de currículum hay que tener presente simultáneamente muchos temas….

Lo primero es entender que el currículum es una herramienta o instrumento de marketing/ventas importante y que por lo mismo, siempre debe estar actualizado. Tenga o no tenga un trabajo.

El curriculum está basado en la OFERTA DE VALOR y por lo tanto,en las palabras o conceptos claves que explican qué sabe hacer. Éstas palabras claves cruzan todos los mensajes, sean escritos u orales. Estén en el CV o en LinkedIn.

El CV debe replanterse cada vez que lo voy a utilizar dependiendo a quién y para qué lo estoy necesitando. Siempre es posible rescatar información, sensibilizarme en la necesidad y reescribir o reordenar antes de enviarlo.

Lo segundo es comprender que al construir un currículum se requiere tiempo, esfuerzo y concentración, para extraer de cada uno de nuestros cargos y roles el mayor provecho, refrescando de paso, el conocimiento de nosotros mismos y lo que es mejor, reforzando la autoestima. La mayor parte de las veces, al escribir nuestro currículum nos sorprendemos de la cantidad de habilidades, acciones, objetivos y metas valiosas que hemos desarrollado y conseguido.

Lo tercero es que siempre, nuestro primer objetivo es que nos conozcan personalmente y no a través de un currículum. Si bien el papel aguanta mucho, no permite flexibilizar posturas, explicar situaciones con más detalle, generar confianza, mostrarnos como personas únicas. No hay mejor gestión que la que uno hace personalmente, pues le ponemos la energía, voluntad y presencia total, el papel es descartable y sólo nuestra presencia, puede generar vínculos y acción.

Algunos tips generales acerca de los curriculums:

  • Debe reflejar la esencia primordial de quién soy, para qué sirvo y qué hago bien. OFERTA DE VALOR
  • Debe ser información  honesta.
  • Para cada cargo, debe considerar todos los ámbitos de funciones que he desempeñado y mostrar, si corresponde, los reconocimientos y premios que ha recibido. (no es descripción de funciones)
  • Debe estar escrito en base a Resultados, que muestren nuestros conocimientos y acciones en los que participé según el grado de involucramiento que tuve. Ejemplo: Activa participación en el equipo…..o…..Liderazgo del equipo que …..o si es básicamente mío….se escribe: Plan de marketing que mejoró el índice de ……
  • De preferencia y si es posible, los Resultados en un logro, deben ser cuantitativos.
  • Los logros deben estar escritos con verbos transformados en sustantivos. Por ejemplo, si usamos las siguientes palabras para iniciar las frases; éstas deben ser: Desarrollo, Evaluación, Aumento, Liderazgo, etc.
  • Escoger y priorizar aquellos logros que aportan a los objetivos de carrera actual y al foco de búsqueda vigente.
  • Debe estar enfocado y escrito para ser comprendido y asimilados por “otros”, que no siempre entienden o tienen mi especialidad o conocimiento.
  • No necesariamente de una industria a otra se debe esperar curriculums distintos, puede que la intensidad o el foco varíen según la industria, pero no lo primordial.
  • Debe estar escrito en lenguaje formal, pero simple, usando las mismas palabras con las que después me comunicaré en una reunión personal.
  • Debe estar ordenado desde el cargo/experiencia más actual hasta el más antiguo, incluyendo más información en lo más vigente y en lo que estuve más tiempo.
  • Debe facilitar mi ubicación; encabezarlo con Nombre, Teléfono y Mail. Si quiere, en el encabezado puede poner su profesión.
  • No incluir nunca referencias y/o pretensiones de renta en el curriculum, si se pide hay que incluir esta información en la carta o mail que lo acompaña.
  • Debe contener información personal relevante; estado civil, hijos, hobbies, voluntariado, cargos honoríficos y/o sociales, deportes, entre otros. Tópicos como foto, rut, religión, política y otros del tipo, es mejor omitirlas a menos que se solicite explícitamente.
  • Papel carta blanco, letra máximo 12, y no más 3 hojas, siendo el óptimo 2.

Finalmente, el mayor valor del currículum es la posibilidad que nos brinda de conocernos durante el proceso de hacerlo, redactarlo y modificarlo…nos deja a nivel conciente nuestros logros, nos trae recuerdos olvidados, permite que hablemos con menor pudor de nuestras habilidades, destrezas, capacidades y fortalezas y mejora nuestra fluidez en la comunicación, porque estamos en el ámbito de lo que nos es familiar.

Para venderme, para hablar de mí y hacerlo con convicción, tengo que conocerme, valorarme y quererme y sólo de esa forma puedo convencer a los demás….El currículum es el reflejo de nuestro trabajo, experiencia, esfuerzo, capacidades, habilidades y destrezas… no lo dejemos al azar ni para último minuto….

LA MEJOR IMPROVISACIÓN ES LA QUE SE PREPARA

Share This