Lo primero es explicar que la palabra desvinculación no es un concepto rebuscado para esconder la palabra despido, sino que es el concepto más correcto para describir lo que realmente ocurre, que es que se rompe un vínculo entre un empleado y la empresa en que trabajaba.

Entender que esto ocurre y cada día más frecuentemente es vital. Hace 15 años atrás cuando yo salí de un banco producto de una fusión, las personas se enfrentaban al mercado con vergüenza, creían ser los únicos a quienes les ocurría y por lo mismo, se sentían un paria de la sociedad. Eran negativos y actuaban en concordancia a su estado de ánimo.

Hoy en día esta situación es bastante común, sin embargo aún existe bastante desconocimiento respecto qué hacer.  Aquí les expongo algunas recomendaciones que le servirán a la hora de ser despedido:

  1. Cuando le den la noticia, aunque lo sorprenda, actúe profesionalmente y mantenga la calma. Quizás no es el momento de definir la entrega de su cargo, pero si la hora en que se reunirá de nuevo para hacer esa agenda. Ocúpese de que la comunicación interna sea la adecuada, considerando las razones que le den. Si puede, ojalá sea usted el que le anuncie a su equipo que dejará la compañía.
  2. Si la desvinculación es en ese mismo momento y lo que sigue a continuación es que debe hacer abandono físico de la empresa, verifique los pasos a seguir  y deje  la puerta abierta para que en caso que algo no entienda bien, pueda ir en otro momento a conversar sobre los detalles, por ejemplo, de su finiquito. Si bien es un escenario adverso, éste existe y debe estar preparado. Verifique el punto 3) de estas recomendaciones.
  3. Póngase de acuerdo con su jefe respecto a la comunicación interna y también a la externa. Fecha y contenido. Las palabras de buena crianza “buscar nuevos rumbos” entre otras, hoy ya no son creíbles. Remítase a informar el hecho concreto que es “Trabajará hasta el 10/04”.
  4. Acuerde con su jefe o con quien corresponda, las razones de su salida. Este argumento debe ser verdadero pero suficiente para que al momento de buscar, usted y su jefe digan lo mismo. El concepto es informar lo que corresponde y nada más.
  5. Si la fecha de salida es muy posterior al anuncio, trate de conversar respecto una fecha más cercana. La sensación para usted y el resto de las personas de su empresa es nefasta y en general se llama “Hombre Muerto Caminando”. No se exponga a esa situación.
  6. Trabaje hasta el último día como el profesional que es
    • Establezca una agenda de traspaso de temas.
    • Esté disponible para consultas posteriores a la fecha de salida.
  7. Por ningún motivo mande su curriculum ese mismo día a nadie. Es un mal día y para buscar una nueva posición usted debe estar BIEN. Ya habrá un mejor momento.
  8. Si no tiene un mail personal, créelo ahora mismo, este le servirá de ahora en adelante.  Las empresas están de paso en su vida. Rescate de su computador la información personal y los emails que le serán útiles en su búsqueda de trabajo. Si ya le bloquearon su clave de acceso, pida que le rescaten su información personal.
  9. Envíe un mail muy escueto y profesional a sus clientes y/o proveedores anunciando su salida. No deje de    mandar sus coordenadas personales (mail y celular).
  10. NUNCA hable mal de su jefe o de la empresa que lo acaba de despedir. A usted no le conviene. Nadie contrata a una persona que habla mal y esparce malos comentarios de su empleador anterior.  Supone que usted  haría lo mismo en caso de contratarlo.
  11. Si no tiene una situación límite o extremadamente compleja respecto su situación familiar, comparta su nueva situación lo antes posible, no lo deje para el día siguiente, no se lo perdonarán. Transmita seguridad y buena predisposición.  Sea realista y por lo tanto planifique su conversación.
  12. Planifique sus gastos. Vea en qué puede ahorrar. No es necesaria la economía de guerra el primer día. Es mejor conseguir que su familia sea un aliado comprensivo e involucrado con la situación.
  13. No comente el monto de su indemnización. Aunque no lo crea, se acercarán muchas personas “nuevas”.
  14. Cuando esté más tranquilo, recopile la lista de personas con las que debiera hablar al comenzar su    búsqueda. Ocúpese de su CV antes de mandarlo, hay una sola oportunidad de hacerlo bien a la primera. No llame sin tener una estrategia armada.
  15. Estar sin trabajo es difícil. Trate de mantener alguna rutina e incorpore otras que lo ayudarán, por ejemplo    deportes. No se quede acostado, levántese todos los días y vístase mejor que nunca. Salga a la calle y esté    disponible para encontrarse con otros, si se queda encerrado, será más difícil este proceso.

Mantenga la calma, sea positivo y realista. Póngase a trabajar en su plan de búsqueda lo antes posible.

Recuerde que NO HAY MEJOR IMPROVISACIÓN,  QUE LA QUE SE PREPARA.

Share This